Combate repostero

marzo 30, 2010

Hay espectáculos en el mundo animal que son tan hermosos, tan sobrecogedores, tan llenos de fuerza, que realmente merecen la pena ser contemplados en directo, al menos una vez en la vida.

Pues yo hoy, he tenido la tremenda suerte de poder ver uno de estos espectáculos: se trata, como no podía ser de otra manera, del combate repostero entre tu madre y tu parienta! Qué mejor forma de estrenar la cocina nueva?

(todas las fotos se pueden ampliar tanto con un click que casi puedes ir pegando bocaditos ^_^)

Al lado izquierdo del cuadrilátero, mi madre! Compite con sus torrijas (mi madre en Semana Santa se pasa todo el día haciendo torrijas XDD

Al otro lado del cuadrilatero, la vane! Cocinando una receta secreta de su familia: la tarta de queso (fijaros si es secreta, que sólo me ha dejado sacar foto de menos de la mitad de los ingredientes XDD

Nota lateral: los plátanos que se ven detrás, los cultiva mi señor papi, que juega al farmville desde hace años sin saberlo XD. Hay cosas que le salen brutales (en esta casa se han visto calabacines que han hecho llorar a mi madre de emoción), pero los plátanos salen tan enanos que cuando empieza la temporada, en casa los comemos como los antibióticos: uno después de cada comida, por la mañana, tarde y noche. Una foto y tres hurras por los plátanos de mi padre!

Bueno, hay que reconocer, que este duelo repostero ha sido tachado de ser un tongazo desde el principio. Y es que el comienzo ha sido muy malo: mientras la vane aún preparaba sus ingredientes y buscaba su mofeta de especias, yo he sido sorprendido comiéndome una torrija XDDDD

Joder, si esto fuera Miss España, el equivalente sería que yo fuera miembro del jurado y que me hubieran pillado infraganti con una candidata debajo de mi mesa XDD. En fin, no tengamos en cuenta esta foto porque no se me reconoce claramente, y continuemos con el concurso.

La siguiente imagen digna de mención fue la que se produjo cuando, durante la preparación, mi madre intentó coger algo de la estantería… tiró un bote lleno de azucarillos… y a dónde iban a ir a parar?

XDD y mientras ellas los pescaban yo haciendo el subnormal con la cámara, con la rabia que da eso XDD. Son dos santas :D!

Total, que poco después, llegó el momento de la mezcla de los ingredientes y proporciones secretas, inmortalizado aquí:

Como podéis ver, la cocinera viste su reloj calculadora, muy útil si uno quiere calcular las proporciones para 2’7 , para raíz de tres, o para pi invitados

Bueno, en la foto anterior se ha podido ver cómo uno de los ingredientes secretos es el limón rallado, de hecho sobró:

Pero se aprovecha todo: en este caso, usé la ralladura para impregnarme todos los rincones de mi cuerpo (por lo visto el olor a cítrico atrae a las hembras de mi especie y eso es cierto, diga lo que diga el grupo de feisbuk de la gente que huele a mandarina XDD

Bueno, esto ya casi está, al horno!

(si se observa la imagen con detenimiento, puede comprobarse que, en contra de lo que se dice por ahí, hice el reportaje fotográfico con los pantalones puestos)

Media hora de espera, y conseguimos este resultado:

Que fue catado pocos minutos después.

Ah, el resultado del torneo? Ha sido un empate! No podía ser de otra manera, son las dos las niñas de mis ojos ^_^

(bueno: un empate, un estómago lleno, una ligera sensación de culpa, y un aumento estimado del 2.3% en las mollitas de atrás y del 1.3% en la segunda barrigocha XDD)

Anuncios

Encuentros

marzo 27, 2010

Ahora es hace una semana, en el cercanías, por la mañana. Me monto en mi estación de siempre, y me siento enfrente de una chica joven, de unos 20 años. Los asientos de cercanías son grupos de 4, y en esos casos (cuando sólo hay una persona en el grupo), suelo sentarme en diagonal, porque tengo un problemilla con la timidez y me siento más cómodo con un poco más de distancia. Pero adoro ir mirando cosas por la ventana por las mañanas cuando está amaneciendo, así que, por esta vez, eso puede más y me siento frente a ella.

El cercanías va medio vacío, así que no me siento mal por usar el asiento de mi izquierda para soltar la mochila del portátil y la bandolera. Me inclino hacia mi bandolera para sacar el emepetrés, y es entonces cuando veo que en el suelo, hay una regla cuadradita, medianamente buena, tipo “regla de caja de Faber – Caster”. Debe ser de la chica, tenía pinta de estudiantilla.

-¿Perdona, esta regla es tuya? -digo, mientras hago torpes esfuerzos por despegarla del suelo con las uñas para acercársela.
-¿Eh? – dice la chica, desconcertada con razón (en el cercanías, los pasajeros nunca hablan los unos con los otros). – Ah, no la había visto, no, no es mía.
-Oh, disculpa. – Le digo, un poco avergonzado
-No, no, nada, muchas gracias – dice la chica, con una sonrisa.

Decido dejar la regla en el suelo y volver a concentrarme en sacar el emepetrés. Lo enciendo, me lo coloco en el bolsillo. Ya vuelve todo a la normalidad.

Normalmente, no dirigiría la mirada hacia la chica ni un segundo, pero esta mañana es distinta, ya tengo confianza con ella :). Así que me fijo en qué está haciendo. Definitivamente es universitaria, porque lleva una enorme carpeta. Lleva un portaminas en la mano, y hojea un folio con figuras esquemáticas. Por lo visto debe estar cambiando la decoración de su casa, porque se ve que tiene en casa un enorme rectángulo (que, deduzco, podría ser un armario), que quiere mover de sitio. Tiene algunos números junto a la figura: el rozamiento es enorme, debe tener la tarima muy estropeada para que sea tan alto …

Ah, espera. En la cabecera del folio hay un membrete de una facultad. No está redecorando, es un examen de una asignatura de primer curso de ingeniería. Ya decía yo que tanto rozamiento no era normal. Por no hablar de que hubiera sido extrañísimo que su casa tuviera una pendiente de cinco grados…

De repente, me dí cuenta de que la chica me miraba. Por lo visto me había quedado ensimismado con el examen; la chica se había dado cuenta y se había puesto a devolverme la mirada a mí, para dejar claro que se había dado cuenta de que estaba leyendo su examen fijamente (examen que, desde luego, no era asunto mío), y que yo me muriera de verguenza.Y vaya si lo consiguió.

Pero, en lugar de sólo mirarme para castigarme, en cuanto vio que yo apartaba la mirada, me dijo:

-¿Has estudiado cosas de éstas, verdad? Sólo alguien que ha estudiado ésto sería capaz de pasar medio minuto leyendo un problema tan rollo con tanta atención -dijo, con tono cordial

Me sorprendí un montón de que me hablara. Nunca había pensado que se pudiera charlar con un compañer@ de cercanías, siempre pensé que si haces eso, quedas como una especie de loco enfermo / acosador. Pero había empezado ella, así que supongo que no estaba mal que le contestara.

-Sí, hace tiempo ya – le dije. – Pero ya casi no me acuerdo de como iban esos problemas de física.

-¿Jo, y cómo lo conseguite? – preguntó. -Es que estoy superamargada con la carrera, se me va a a hacer más larga… Creo que debí coger la de tres años, estoy un montón de quemada ya.

-Yo también me sentí así durante la carrera, la verdad. A veces yo también me desesperaba por lo cuesta arriba que se me hacía – le dije, con una sonrisa medio melancólica. – Me acuerdo de que a veces me sentía un montón de solo, de perdido. Pero bueno, al final las asignaturas van cayendo, los cursos van pasando, y consigues tu diploma, y haces que tu madre se sienta un montón de orgullosa.

La chica parece un pelín desconcertada por el hecho de que un desconocido la haya entendido así. Se para un momento antes de contestar, pero al final, prosigue:

– Pero supongo que, al final, vale la pena, ¿no? Que dejas atrás estos años de agobios y que luego todo mejora.

Ahora soy yo el que me tomo cinco segundos antes de contestar.

– Pues, si te digo la verdad, no. No mejora mucho. Pero bueno, al final, tienes tus momentos. Y así, entre unas cosas y otras, pues se va pasando el rato.

La chica se queda en silencio, un poco pensativa, un poco triste. Creo que he dicho algo que no debía decir. Sí, creo que he metido la pata. Empieza a sonar la locución de la siguiente estación; por una vez, estoy rápido, y aprovecho para fingir que esa siguiente estación, es la mía. Mientras recojo mis cosas del asiento, un poco avergonzado, intento decir un “hasta luego”, pero me sale tan apagado que no estoy seguro de si ha llegado a oírse.

Me bajo del cercanías, y me quedo en un banco de la estación esperando a que pase el siguiente. No debe tardar más de dos o tres minutos. Prometo que, ésta vez, miraré por la ventana, oiré música y estaré en silencio.


Kamasutra

marzo 23, 2010

Qué tal chavales. Supongo que todos todos conocéis el Kamasutra, el mítico libro de las posturitas. Supongo también que lo leéis a menudo y que las colchas de vuestros dormitorios son como un tablero de Twister (joder, cómo se sale el Twister hinchable para jardín que he encontrado para ilustrar el post :D!)

Yo, os confieso, nunca he visto un kamasutra, os lo juro XD. Pero eso sí (y no me acuerdo ahora de cómo narices me enteré, a veces pienso que lo he sabido desde siempre), el Kamasutra auténtico (os enlazo una versión que es incluso SFW), no las ediciones occidentales ilustradas que os estáis imaginando :P, sino la versión tradicional (lo que es el jodido Kamasutra, vaya!), contiene un capítulo genial, con las ciencias complementarias del Kamasutra. Se supone que son como saberes complementarios a los puramente amatorios, que también son importantes para la vida de pareja. De hecho, me estaba documentando y el mismo capítulo del Kamasutra explica el por qué de estas artes complementarias:

EXPOSICION DEL SABER
Un hombre debería estudiar el Kamasutra y las ciencias complementarias sin robar tiempo al estudio
de la Ley Sagrada y de lo Útil y de las ciencias auxiliares. Una mujer debería dedicarse a ese estudio
antes de la juventud, y, una vez casada, dependiendo de la opinión del marido.
Algunos sabios mantienen que, partiendo de la premisa que las mujeres no entienden los textos científicos,
es inútil intentar instruirlas en este libro. Pero, si ellas entienden el aspecto práctico, es porque éste
se basa en un tratado; es lo que piensa Vatsyayana
.

La última frase (lo de “los textos científicos”) no aporta nada a mi exposición, pero como sé que este post lo van a leer varias ingenieras / chicas de ciencias puras / doctoras, pues lo dejo porque me hace mucha gracia XDDD. Eso sí, los comentarios con insultos y las amenazas se las dejáis al tal Vatsyayana XDDD.

Luego, ya pasa a detallar cuales son las sesenta y cuatro artes amatorias que toda chica debe conocer. Dejo aquí el párrafo, marcando en negrita mis preferidas, vale?

[…] Cuando es doncella debe estudiar, en secreto y a solas, las sesenta y cuatro artes que se aplican con el ejercicio:

– canto
– música instrumental
– danza
– pintura
– recortar distintivos decorativos para la frente
– crear varias líneas ornamentales con arroz y flores
– colocar flores
– colorear los dientes, la ropa y el cuerpo
– incrustar gemas en el suelo <- Menos si tienes tarima flotante, entonces no lo hagas que te la cargas!
– preparar la cama
– hacer música con agua <- Las ventosidades mientras te das un baño no cuentan
– rociar con agua [como juego] <- Un clásico tonteo de playa. Pues de aquí es de donde viene
– realizar trucos que sorprendan <- El truco de presentarte con tus tres amigas erasmus suecas es el más sorprendente de todos!
– trenzar collares de varias maneras
– hacer diademas y coronitas
– realizar el aseo personal <- En aquel entonces era optativa según parece
– distintas formas de adornar las orejas
– preparar los perfumes
– disponer adornos
– artes de magia
– los remedios de Kucumara <- Me ha recordado al "Postre de Timbaoun" de la Finca de Susana XDDD
– destrezas con las manos
– cocinar distintos tipos de verduras, sopas y alimentos sólidos
– preparar bebidas, zumos, condimentos y licores
– los trabajos de sastrería y tejido
– el juego de hilos
– tocar música con el laúd y el tambor <- Uf, y a mí que el sonido de tambores me desconcertaría…
– resolver acertijos
– el juego de las estrofas
– pronunciar trabalenguas
– recitar trozos de libros
– conocer las obras teatrales y los cuentos
– completar de memoria estrofas de poesías
– distintos modos de trenzar cintas y juncos
– trabajos de alfarero
– carpintería
– arquitectura <- Las aparejadoras también puntúan, pero sólo la mitad de la nota
– saber distinguir la plata y las piedras preciosas
– metalurgia <- Nada más erótico que la fundición de metales, donde va a parar!
– conocer el color y los lugares de origen de las piedras preciosas
– saber aplicar las doctrinas sobre el cuidado de los árboles
– preparar peleas de carneros, gallos y perdices <- O mejor aún, todos mezclados XDDDD
– enseñar a hablar a papagayos y estorninos <- Y aún más importante, enseñarles después a callar, no sea que vayan a largarlo todo después
– ser expertos en dar friegas, masajes y peinar
– comunicar con el lenguaje de las manos
– conocer los distintos lenguajes convencionales
– hablar en dialecto
– interpretación de los oráculos celestes
– descifrar los presagios
– el alfabeto de los diagramas místicos
– la técnica de la memorización
– saber recitar un texto en tertulia
– componer poesías mentalmente
– saber de diccionarios <- Y es que no hay nada más antierótico que ser una hoygan
– conocer la métrica
– tener claras las normas poéticas
– conseguir fingir ser otro
– disfrazarse con ropa
– distintos juegos de azar
– el juego de los dados
– conocer los juguetes de los niños
– ser expertos en las ciencias de las buenas maneras de la estrategia y del ejercicio físico.

Cada vez que me acuerdo de ésto de las ciencias complementarias, es que no puedoooo xDDDDDDD

Bueno bueno bueno amantes y amantas, esas son todas las artes que deberíais conocer. ¿Cuales son vuestras preferidas / las que más domináis?


Refranero familiar

marzo 20, 2010

Mi historia con los refranes ha sido, siempre, un tanto complicada.

Nunca he sido hombre de muchos refranes, pero, ocasionalmente, sí que se me escapa alguno. Casi siempre, totalmente distinto al original (y ni siquiera a posta, sino, por lo general, mal entendido, o mal aprendido). Un desastre vaya. El caso más sangrante de éstos, ha sido un refrán que comprendí cuando tenía, pues serían, 26 o 27 años. Es el “en casa del herrero, cuchara de palo”. Me he pasado 5/6 de mi vida pensando que ese refrán significaba algo así como “nunca le hables a alguien de algo de su campo, porque puede ofenderse”, sabéis?. Que era un “a un crítico gastronómico, no le hables sobre tu restaurante favorito. A un mecánico, nunca le cuentes tu opinión sobre coches/mecánicas”. En resumen, “a casa de un herrero, nunca vayas con tu cuchara de palo”. Os lo juro que a día de hoy, aún sigo dudando si ese refrán no significa lo que yo siempre he pensado :).

A mi relación con los refranes tampoco ayuda, que cada maldita vez que alguien usa como argumento un refrán, siempre siempre siempre, se me viene a la cabeza, contestárselo con un refrán que, en que mala hora, aprendí:

– “Ya, pero también es cierto que hombre refranero, maricón y embustero”

Siempre se me viene a la cabeza, pero por ahora, nunca se me ha escapado. Este refrán garantiza que ahí acaba la conversación, eso es bueno para cuando las discusiones se eternizan, aunque no suele ser bien recibido XDDD. Las cosas como son: soy un bocazas, y es cuestión de tiempo que lo suelte sin querer, y que en función de dónde me pase, pierda un amigo, duerma en comisaría, me lleve una paliza, o pierda el puesto de trabajo :)

Eso sí, hay un refrán, que adoro. Se lo debo, como casi todo lo bueno que tengo, a mi madre. Sin más preámbulos, y usando transcripción fonética de como siempre lo ha dicho ella:

“Pa los desgraciaos se hizo la horca”

Es genial :). Se aplica cuando, de repente, empiezan a salirte las cosas mal: una, y otra, y otra, todas seguidas. Expresa la total futilidad de todo esfuerzo cuando los astros se alinean contra tí. Y está tan jodidamente bien expresado, tan lleno de significado, que es que me encanta. Es de las mejores cosas que voy a heredar.

Por cierto, que hace no mucho, lo usé en el trabajo. Ya he trabajado en unos cuantos sitios, así que tengo criterio para decir que lo de mi curro actual es curioso, porque mientras en los anteriores había “contratiempos” o “inconvenientes”, en el actual hay “desgracias” o “calamidades” XDDD. Total, que hace pocos días todo se me torció todo en el trabajo para variar, y allá que contribuí al ruido de fondo de la oficina con mi precioso refrán. La gente de alrededor lo escuchó y se rió, pero como había gente que no lo entendía, tuve que explicarlo. A cuento de esa explicación, un buen amigo de la ofi, me contó que en su familia (son cordobeses) tenían uno parecido:

“A donde quiera que voy, que mala estrella me guía”

Refrán este que, como no podía ser de otra manera, pasé a incorporar a mi repertorio de refranes chungos. Qué precioso que es!

De vuelta a casa ya, hablamos un poco más sobre éstos. En realidad el de su familia no es un refrán, sino una estrofa de una canción (cómo narices se escribían los posts antes de Spotify?), una copla de Imperio Argentina, la típica copla que canturreas mientras friegas la escalera de tu casa o riegas las macetas del patio. La canción ha pasado a ser una de mis imprescindibles para mis momentos de desesperanza, no dejéis de probarla :D!


No te escondas que es peor…

marzo 16, 2010

Lo que viene ahora, es una cosa que no todos querréis ver. Avisados estáis, los que no estéis preparados no le deis al play, y volved otro día.

Es un vídeo de pareja, en el que persigo a la vane por toda la casa para que se coma lo que se tiene que comer.

Al final se la comió. Espero que con este vídeo escarmiente y no me haga volver a tener que volver a forzarla  :)


Caso de negocio – el cine (elige tu propia aventura)

marzo 14, 2010

Iba a ir a correr pensando que la F1 era a las 13:30, pero acabo de ver que que es a las una, y ya no me da tiempo. No pasa nada, voy esta tarde y así tengo una excusa para almorzar pasta que es el alimento de los deportistas (aunque me da a mí que pasarla por la sartén para dejarla un poco crujientita, o cubrirla de queso, ya no es de deportista… whatever!). Y también tengo excusa para postear una tontería.

Voy a escribir un post serio, a ver si me sale (últimamente estoy de un payaso que creo que empiezo a no soportarme ya). Es un caso de negocio. Tengo otro en el google notebook guardado que creo que es genial, pero para publicarlo, tengo que pedirle permiso a un compi de oficina, porque cuando lo hablamos lo hablamos medio en broma medio en serio, y podría ser que la parte de medio en serio se hiciera realidad un día y nos volviéramos milmillonarios con la idea, que es genial.

Os cuento (va sobre cine). Vale, la cosa es que he escuchado varias veces en los últimos dos años, que el 3D es la salvación para el cine. Lo primero a decir, es que no tengo tan claro que el cine necesitara una salvación (y si la necesita, igual la salvación es poner las entradas entre semana a 4 euros y a 7 sólo viernes, sábado y domingo). La verdad es que está wai la tecnología 3D, me encantó en Avatar, y me encantó en Up. Es muy chula, aunque me da rabia que para algo que a ellos les sale básicamente gratis me quieran cobrar dos euros más (no es tecnológicamente complicado, por lo visto sólo es un polarizador en el proyector para polarizar distinto los fotogramas alternos  -> ésto me lo han contado y no lo he verificado así que si alguien quiere buscarme las cosquillas mediante bibliografía seguramente pueda conseguirlo).

Pero creo que tengo una idea de negocio todavía mejor para el cine. Y supersencilla de llevar a cabo. Consistiría en que las pelis se rodaran con dos finales: uno triste y uno feliz. Todo el metraje sería igual, pero los últimos diez minutos variarían según tu elección. Creo que sólo con ésta tontería, conseguirían aumentar bastante el número de gente que va al cine, por dos vías:

  • El cine se convierte en una cosa más “interactiva”. Es como si las pelis se convirtieran en un libro de “elige tu propia aventura” de sólo una decisión eso sí XD. Pero me gusta el maticito, es como si dejaras de ser un espectador totalmente pasivo, tipo “haz conmigo lo que quieras”, y pasaras a tener un poquito de control.
  • Aumentaría el número de veces que vas al cine a ver una película. Con finales duales, por ejemplo, yo habría ido a ver Avatar dos veces (tengo fuertemente inculcado un sentido de la “moderación” (<-no es exactamente la palabra que busco pero no me sale) que hace que me cueste ir dos veces a ver la misma peli sólo por gusto). Y hay un montón de pelis que me encantaron, que hubiera ido a ver dos veces, sólo por ver los dos finales.

La idea suena como una tontería, pero en serio, en serio, que creo que conseguiría elevar la asistencia a las salas de cine un montón (y con “un montón” me refiero a algo como el 5 o el 10 por ciento; pero es que ese porcentaje, para la industria del cine, es un disparate de dinero).

Ah, por cierto. Yo siempre elegiría el final triste :). Odio las pelis con final feliz.


Reviews de producto, hoy: Leche Omega-nuez

marzo 13, 2010

Hola,

Como estoy sólo en casa y eso significa que puedo hacer lo que quiera, pues lo primero que voy a hacer es una review de producto. He visto otras reviews de esas en blogs especializados y también generalistas, y son posts en los que se desgranan las cualidades de un producto, para compartir tu opinión y ayudar a los lectores a tomar decisiones de compra.

No le doy más vueltas: mi review trata sobre el nuevo preparado lácteo omega-nuez:

Y eso es todo. Ojalá os haya gustado mi review. Muchas gracias :D!