Un kilo de hijodeputa por favor

El post de hoy lo hacéis vosotros en los comentarios, que me encantaría saber vuestra opinión sobre un tema ^_^.

Conocéis las tarjetas “Un kilo de ayuda”, verdad? Son esas tarjetas que hay en la línea de caja de supermercados, q las hay de 1, 3 o 5 euros creo, y que las compras de forma simbólica para hacer un donativo a una causa solidaria.

Vale, mi pregunta es. Esas tarjetas, se pueden devolver? O sea, son un producto, no? Si no estoy satisfecho con ella y voy y la devuelvo, me devuelven el dinero?

Puede que digáis: hay alguna buena razón para eso? A mí se me ocurre alguna, por ejemplo: que un día te acompaña al super esa amiga tuya hippie solidaria que está tan buena, y claro, tu ahí te llevas 20 euros en tarjetas, “como siempre haces” XDD. Pero claro, luego… Ah, y antes de que empecéis, no ha sido algo que haya echo yo cabrones XD, es una pregunta conceptual :D!

Así que, las preguntas son:
-¿Te devolverían el dinero en tu carrefour favorito?
-¿Qué te diría el cura de tu parroquia cuando te confesaras de eso?
-¿Tendrías posibilidad de salvación, o esa ya es eliminatoria?

9 respuestas a Un kilo de hijodeputa por favor

  1. Manu dice:

    1.- No
    2.- Qué bueno, pienso hacerlo, que los putos monaguillos no hacen más que decirme que compre 30 euros en tarjetas…
    3.- Eliminatoria. Si yo fuera Dios, lo sería.

    Cuándo me presentas a tu amiga hippie que está buena?

    • Diego dice:

      Joder, pues yo no sé por qué no me iban a devolver el dinero. Las cosas en las que no te lo devuelven (peines, tangas, tintas de impresora), están claramente etiquetadas. Esa es la cosa, q por sucio q sea, yo no sé por qué te iban a decir que no te lo devuelven

      Y mi amiga la hippie buenorra es conceptual también hombre ! :D!

  2. epabmar dice:

    Vale, ahi va mi opinión.

    Creo firmemente que en un subconjunto muy limitado de casos, el fin justifica los medios. Y si la hippie maciza de tus sueños no te hace ni caso y ese solidario gesto hace que te la beneficies, pues, bueno, no pasa nada…

    Y eso enlaza con la otra parte de mi argumentación y tu segunda pregunta: tambien siempre he defendido que el que peca y luego reza, pues empata :(

    • Diego dice:

      Bueno, nadie pone en duda la intachable moralidad de esta táctica de ligoteo de “no ser tu mismo” XD. O sea, que hacer lo de comprar las tarjetas no tiene nada de malo, lo mezquino es la parte de ir a devolverlas XDDD

      Lo otro no lo entendí, el que peca y reza empata? Lo “cancela” quieres decir? porque ese es el concepto de perdón, por qué habría de ponerte eso triste?

  3. Vanessa dice:

    1. Obviamente no te devuelven el dinero, estamos tontos? es como si compras una tarjeta para recargar el móvil, a efectos seguro que las tratan igual
    2. Esta pregunta no me aplica, me confieso a mi propio dios, no a un cura
    3. Yo no tengo posibilidad de salvación desde hace bastante (y tener un blog de lo mala que soy no me ayuda mucho)

    • Diego dice:

      Bueno, que te dediquen un blog como éste es más una penitencia que un pecado :D!

      Respecto a la primera, quieres decir que una tarjeta esa es equivalente a una recarga? XDD. Recarga de qué? de buenas acciones? XDDD. Sabes lo que digo? No te estás quedando con nada en realidad! Por qué no iban a devolvértelo?

  4. Pedro dice:

    Antes de todo, me siento súper orgulloso por haber estado presente en el momento en el que LaVane se planteó el tema que nos ocupa…
    Ante lo cual, contesto:

    1.- Te lo devolverán en caja, lo que hay que saber es si llegarás con él hasta casa por la paliza que te pegarán por el camino.
    2.- Fijo que lo primero es “Ave María purísima…”, luego sacaría la calculadora para empezar a sumar padres nuestros, con un OVERFLOW como resultado
    3.- No tienes opción ni de pasar por el purgatorio

    • Diego dice:

      Bueno por favor! esto es faltar a la verdad ! La cuestión se me ocurrió a mí ¬¬; la vane es cierto que andaba por allí pero se dedicaba a pelearse con la cajera por que le habían cobrado mal sus chicles

      Eres el primero que piensa como yo que te lo tendrían que devolver, al fin !

  5. KiKo dice:

    Estas son mis opciones:

    1. Yo creo que si el cajero es chico, te lo terminaría devolviendo, sobre todo si te vio en la anterior jugada con la Hippie. Si es una piba, olvídate. Pensará: “que se joda el gilipollas este… y qué gorda estaba la hippie!!!”.

    2. El cura seguramente pensaría que es una buena forma de blanquear el dinero al pasar la cestita. Con el dinero de la cesta compro tarjetas para ayudar al prójimo… me devuelven la pasta y me lo gasto en pelis guarras… ^_^ (pido el perdón de los creyentes).

    3. Si Dios existe, ya estamos siendo castigados…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: