Historia de amor (I)

Él se llamaba Raúl, y ella, Berta, y tenían treintipocos los dos. Vivían juntos hace algunos años, y eran muy, muy felices. Lo pensaban y, además, lo sentían. Se hacían reír, se cuidaban, y tenían sus vidas un montón de enredadas. Ninguno de los dos había pensado que se pudiera vivir tan bien al lado de otra persona, pero sí, les estaba yendo bien. Tenían sus bronquillas, claro, y a veces tenían sus libres intercambios de opiniones como todas las parejas, pero estaban genial, y lo sabían. De verdad se sentían un montón de afortunados, de verdad pensaban que poquita gente más debía haber conseguido lo que ellos tenían.

Y aquella tarde de viernes, estaban los dos tirados en la cama, después de hacer el amor. Seguían tal y como habían caído, él a la espalda de ella, oliéndole el cuello por detrás, y dándole besos a la altura del hombro, intentando ponerle la piel de gallina. Y lo estaba consiguiendo, y ella se reía muchísimo, y le pedía que parara con ese tono que susurraba que no hacía falta que parara en realidad.

Así siguieron un rato, acariciándose, dándose besos por todos lados y contándose cosas tontas, y riéndose.

Después de un rato, él le dijo:

-He tenido tantísima suerte de encontrarte. ¿Qué probabilidad había? Y sin embargo, te encontré – y el encontré sonó mal acabado porque se mezcló con un beso en su sien.
-Bah, nos hubiéramos encontrado de todas todas XD – dijo ella. -De todas todas, no hubiera habido manera de escondernos el uno del otro – continuó, muerta de risa.
-Oh, acabo de tener una idea! Sabes lo que deberíamos hacer? Crearnos perfiles en Meetic, con datos de verdad, y ver si nos empareja XDD
-Boh! – se rió ella. -Sabes que hay miles de gentes ahí verdad?
-Sí sí, si lo sé – contestó Raúl. – Pero aún así, fijo que si contestamos en serio, es que estoy seguro de que nos conectaría.
-Ni de coña.
-Tienes algo mejor que hacer? – le dijo él, riéndose también.

Y no, claro que no, era viernes por la tarde y ella no tenía nada mejor que hacer, y es verdad que le parecía divertido, así que aceptó. Se vistieron un poquitín, y volvieron a la cama revuelta con los portátiles, se sentaron uno al lado del otro, pero sin verse la pantalla el uno al otro, y empezaron a rellenar formularios como locos, echándose miradas y intercambiando risas en plan “como no aciertes ésta, te mato”

Siguieron así, un rato. Ella dijo “lista! te espero en la página de “buscar gente compatible” y se fué a la nevera a buscar algo de beber, mientras él seguía rellenando. Volvió a cama, y se dedicó a incordiarle con lo lento que era, pegándole pellizcos por todos sitios. Él, mientras, ponía caras de pensativo a lo broma, y decía chorradas, todo el rato:

-Voy a aprovechar ésta que es de desarrollar para que se note lo profundo que soy
-XDDD. Acaba de una vez! – le dijo ella

Él siguió rellenando y rellenando, y, al poco:

-Listo yo también, por fin!
-Vale, bien. Ves el botón de “buscar la gente perfecta para mí”, verdad? – preguntó Berta.
-Sí sí, lo tengo. Venga, tu primera vale?
-Vale! – dijo ella. – Submitir!

Y pulsó el botón. Durante unos pocos segundos, apareció un mensaje que decía: “Espera un momento por favor, estamos buscando entre 217.713 personas, la que es perfecta para tí” y una barrita de progreso.

Y por fin salieron los resultados. Los dos abrieron los ojos mucho mucho, viendo cómo, ¡¡ Él salía el primerooo!! Se murieron de risa, y luego ella se tiró encima de él, y lo besó un buen rato. Al final volvieron a los portátiles.

-A ver, ha sido una coincidencia de la muerte, ¿Sigues sabiendo que aún así, es casi imposible que salgas verdad? – le dijo él
-Pulsa de una vez!

Y, a la vez que le cogía a Berta la mano, Raúl pulsó el botón. Para él, la búsqueda resultó ser entre 133.228 personas. Los resultados aparecieron por fin.
Y, no se lo podían creer. Berta salía… la segunda! En primer lugar se había colado una chica rubita, con cara de niña normal, de nombre María.
Se quedaron en silencio unos segundos los dos. Luego Raúl miró la cara de desconcertada de Berta, pensó un segundo, y luego dijo:

-Ohh! Es increíble!! Eres la segundaaa! XDD
-Siii! – Se reía Berta. Pero no podía ocultar que no se reía con la misma risa que brota del corazón que todo el rato antes. -… Puta… – dijo, y se rió
-XD. Vale, veamos quien es la tal María que es perfecta para mí XD.
-Prefiero que no lo hagas – dijo Berta
-Por? No seas tonta, es un juegooo!!! – le dijo Raúl, dándole un beso.
-En serio, no. Ya no me divierte ésto.
-Venga, ya está – le dijo él, al notarla molesta y mientras le daba otro beso. -Se acabó, vemos un episodio de algo? – le dijo, mientras cerraba la pestaña del navegador
-Venga – le dijo ella, con la sonrisa de vuelta, mientras se estiraba para alcanzar su pantalón de pijama

(Continuará…)

10 respuestas a Historia de amor (I)

  1. Vanessa dice:

    Varias cosas:

    1. Estás seguro que la idea de apuntarse a Meetic fue de Berta? :P
    2. Por qué tiene que ser a Raúl al que le salga Berta en 2º lugar? :P
    3. En la última entrada pondrás eso de “cualquier parecido con la realidad blablabla” no? :D

    Por lo demás ya sabes que la historia es linda pero triste a la vez.. y me pone triste a mi, ouch :X

    • Diego dice:

      1) No puedes defender que no somos nosotros y luego decir que lo de Meetic se le ocurrió a Berta XDD
      2) Es ficción! Es ficción!
      3) No voy a esperar a esa entrada, queda claro desde ya que no somos nosotros. Como dicen los escritores petardos, “uno no puede evitar que su literatura esté influída por sus vivencias” XDD, pero ya sabes que es inventada :*

  2. AnaE dice:

    Ufff…menudo terreno más peligroso…esperaré a la siguiente entrega de manera ávida :-)

  3. LSande dice:

    Sois demasiado buena pareja… Qué diga, Berta y Raúl :)

  4. lauramon dice:

    Lo malo de la literatura, es que hay que imaginarse caras para los protagonistas… y lo quieras o no, adivina que cara tiene Raúl y cual Berta :D jajajaja

    Aparte de eso, aunque ya me sepa el final, espero la siguiente parte con ansias :)

  5. Bea dice:

    Diego, ahora ya sabes cómo os ha imaginado Laura… “aquella tarde de viernes” ;P

    • Diego dice:

      Que hartito me tenéis… la vane siempre va con prisas los viernes por la tarde, que tiene o inglés o gimnasio XDD

      Además, si de verdad pensáis en la inspiración de mundo real, igual deberíais denunciarme por lo de ayer no? :P

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: