Recapitulando…

abril 3, 2012

Parece que fue ayer, pero ya han pasado dos semanas. Una amiga prostituta de lujo me había comentado lo de la rueda de prensa secreta que iban a dar y lo importante de difundir la iniciativa que estaban llevando a cabo. Yo, que siempre estoy dispuesto a cualquier sacrificio por el bien de la sociedad, renuncié a mi planeada tarde de pensar mucho y de alguna copa yo sólo en casa, y me dispuse a salir. Cogí mi desgastada cazadora de pana de reportero de investigación independiente, mi walkman grabador y mi abono de transportes, y me fui para la Fnac de Callao al evento.

Apuré el cigarrillo en la puerta y entré a la sala de prensa. Allí, estaba ya preparada la típica mesa larga con botellitas de agua y micros, y las chicas, impresionantes, hablaban entre ellas mientras nos colocábamos. En la parte de los medios, apenas un puñado de sillas de pala, que ya ocupaban un colega del periódico SDPNoticias y una chica que había venido desde Rusia para el diario Russia Today, tan atractiva que al principio la confundí como una de las escorts. Como periodista independiente, sólo estaba yo.

La rueda de prensa la inició el responsable de comunicación de la Fnac, que anunció que las chicas habían solicitado el extra de discrección total, por el cual la Fnac negaría que incluso la rueda de prensa se hubiera producido. Era extraño eso de convocar una rueda de prensa y solicitar tanta discrección, pero las chicas me contaron que en su código deontológico, la discrección es tan importante que la aplican incluso cuando va en contra de sus propios intereses. Tal despliegue de profesionalidad hizo que todo mi cuerpo se estremeciera.

El resto, ya lo conocéis. Apenas llegué a casa, redacté la noticia, y poco después, lo hicieron los mexicanos y los rusos. La gente que la leía, sacudida por el optimismo humanista que emanaba de ella, empezó a difundirla a todo trapo. Pocos días después, el Daily Mail la recogía, y no sólo eso, sino que la mejoraba con una foto de dos escorts en acto de servicio que acercaban incluso más al lector al drama humano que se esconde detrás de la restricción de crédito que sufrimos familias y pequeñas empresas. Luego siguieron el ABC, la CNBC, el International Business Times y, finalmente, uno de los programas de periodismo de investigación más prestigiosos de la televisión nacional, “El Gran Debate” de Telecinco, en el que una chica a la que reconocí enseguida porque también había estado en la rueda de prensa, Paula VIP, aparecía en directo para reconocer que la iniciativa se estaba llevando a cabo, y de paso acallaba de una vez por todas las voces que habían negado que dicha huelga se estuviera produciendo, y que incluso se aventuraban a acusarme a mí directamente de habérmela inventado yo. Por suerte, el tiempo ha puesto a cada uno en su lugar, y los que así me calumniaron han quedado perfectamente retratados.

(Jordi empieza diciendo que no sabe si dar crédito a la noticia, a lo cual yo le digo: Jordi, tu verás si quieres restringir el crédito tú también, pero ya sabes que eso puede tener consecuencias)

El objetivo de este post es agradecer a toda la gente comprometida que ha ayudado a difundir esta importante iniciativa, que sin duda nos coloca un poquito más cerca de la salida del calvario económico que estamos atravesando. De hecho, las señales están por todas partes. Esta tarde he ido con la vane al H&M y he visto que habían traído un montón de chaquetillas de esas tipo americana como de hacer entrevistas de trabajo, lo que es una señal más de que una incipiente recuperación se abre camino. No sé si será lo que ya se conoce como el efecto Rajoy, y que no es más que la confianza que transmiten él y la élite ético-intelectual de la que se ha rodeado, pero algo ha empezado a cambiar, y es imparable ya.

De hecho, le dan ganas a uno de comprarse un piso como inversión!


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 37 seguidores