La solución definitiva para la fiesta de los toros

julio 3, 2013

Estaba comiendo la semana pasada con compañeros de trabajo, y andaba yo con mi tupper de hamburguesas de soja (las disfruto gracias a un hermano vegetariano y a una madre maravillosa), que atrajeron la curiosidad de la mesa, y que encantaron a todo el que las probó. Y así, a cuento del vegetarianismo, empezó una conversación bastante, bastante chula. La inició un compi que dijo que, respecto a la gente que aceptaba sacrificar animales para poder comer carne pero sin embargo odiaba los toros, que su punto de vista era que, si a él le daban a elegir él preferiría vivir como un toro, toda la vida ahí feliz por el campito correteando y de semental y persiguiendo la luna por las noches y pegándose la vidorra, y que lo torturaran y lo mataran el último día de su vida, a llevar una vida de pollo o de cerdo, pasando una vida de mierda ahí en una jaula toda petada sin poder moverse casi y comiendo piensos asquerosos, por mucho que al final lo sacrificaran de forma indolora / instantánea el día del matadero.

Y yo, que soy muy antitaurino y bastante carnívoro también, no pude más que concederle que tenía un punto incontestable en esa argumentación.

Total, que me quedé dándole vueltas y creo que tengo la solución definitiva para lo de los toros. Una solución que salva a la fiesta de su decadencia, y que por fin nos reconcilia a la gente que ama los toros y a los que pensamos que son la tortura de un animal hasta la muerte con gente sádica disfrutando con el sufrimiento del pobre animal.

En la nueva tauromaquia que propongo, el toro se criaría en campito como hasta ahora, con su vida más o menos feliz como la tuya o la mía. En eso respetamos la tradición. La diferencia sería el día de la corrida. Ese día, el torero iría a la finca a recoger el toro, y lo mataría allí mismo con un rifle de francotirador a 200m, que el toro ni lo vendría venir ni nada. Total, que una vez sacrificado el animal, sería llevado a la plaza, y una vez allí, llegarían unos ingenieros y le colocarían al toro un exoesqueleto robótico, y una plataforma con ruedecitas debajo. que haría que pudiera manejarse por radiocontrol desde la barrera, o con un algoritmo. Y luego la fiesta sería toda igual, con las banderillas y con un tío en un caballo pinchando y con capotazos y todo eso, sólo que no se estaría torturando al animal, porque ya estaría muerto (en ese sentido es como comerte un pollo con cuchillo y tenedor, que no estás torturando al pollo porque ya está muerto, estamos de acuerdo no?). De hecho sería mejor, porque el tío del radiocontrol o el programa de ordenador que controlara al toro podría garantizar la bravura, no como con esos toros q salen reguleros q ni embisten ni nada q sale todo el mundo cabreado de la plaza. A todo ésto, la plaza llena, porque a los taurinos de toda la vida nos uniríamos una legión de ingenieros y de tecnofrikis que veríamos en el espectáculo una batalla de un hombre contra un toro-robot que sería superflipante.

toro-robot

Infografía de alta calidad representando una faena de nuevo toreo

 

Al final de la faena, el torero cogería un radiocontrol y desconectaría el exoesqueleto, con lo que el toro caería redondo instantáneamente entre la ovación del personal.

Y acto seguido, entraría un carnicero y unos tíos con barbacoas ya con la ascua preparada y otros con palanganas de sangría, y se haría una comilona y nos zamparíamos el toro allí mismo.

Observad cómo, en este nuevo toreo:

  • Se mantiene la tradición en todos los sentidos (ganadería, plaza, albero, trajes de torero y cuadrilla, muere un toro)
  • Se mantiene el empleo en el mundo del toro (todo lo de las ganaderías, de las plazas y de las cuadrillas y todo, es igual que en el toreo tradicional). Y alguno más se crea para telecos e industriales
  • No sufre ningún animal (la muerte del toro es instantánea y sin dolor, igual que la del cerdo del que viene el jamoncito que ibas a zamparte esta noche para cenar)
  • No se mata al animal por matarlo, sino que es para comer
  • Se mantiene el duelo desigual entre torero y toro. Y que coño, con el radiocontrol y con algoritmos buenos seguiría habiendo toreros volando por los aires y alguno muerto también, parte también fundamental de la fiesta que sin duda habría que preservar para mantener su pureza
  • Hay barbacoa. Todas las cosas buenas de la vida acaban con una barbacoa!
  • Y si había alguien que dice q le falta ver morir al toro para disfrutar como antes, pues venga, proyectamos en una pantalla gigante en la plaza un vídeo con el momento en el que el toro recibió el balazo en la cabeza. Eso sí al final, por si a algunos queremos irnos antes. Además así quien disfrute mucho con la muerte del toro y quiera masturbarse, pues puede también. Respeto, sobre todo respeto. El respeto es fundamental.

El que vea una pega, cualquiera, por pequeña que sea, que deje un comentario. Pero es que no la tiene joder, es perfecto!

Que empiece la recogida de firmas!

Anuncios

El dilema del teletransporte

diciembre 12, 2012

Voy a escribir algo, que me da miedo q me pase lo que me pasó con la cuenta de hotmail a los noventa días.

Hoy vamos a hablar sobre dos cuestiones ético-filosóficas que me apasionan y que creo que es importante resolver. Y por qué narices tenemos que hablarlo nosotros en vez de ver una serie o algo, me diréis. La respuesta es que hay mucha gente con vocación para el cobrado de productos y embutidos llenando las facultades de filosofía, pero no hay nadie en esas facultades con vocación hacia la filosofía. Hasta hace no mucho no había problema porque aquí nosotros el personal dimos ética en el colegio, y el visionado de las cuatro películas que nos proyectaron allí sin duda nos preparaba para los más sucintos debates morales en los bares. Pero ahora que tiene toda la pinta que la ética se la van a cepillar para cambiarla por asignaturas de los testamentos y cosas así, pues hay que dejar estas cosas resueltas antes de que toda capacidad ética se pierda para siempre.

  • El dilema de las vacas locas.

sacrificio_1La primera de estas cuestiones viene a cuento de la crisis de las vacas locas de hace unos cuantos años (harán diez ya? los que sean, paso de buscar). Para el que no se acuerde, la enfermedad aquella consistía en que te comías unas hamburguesa un día, y luego a los siete años te daba el típico tembleque de piececillo mientras ves la tele, a los ocho ya no podías patinar ni de coña y luego a los diez pues el tembleque iba a peor y te morías. La cuestión es que me acuerdo de cómo salían imágenes de los sacrificios de vacas, que básicamente eran unas zanjas de la ostia ardiendo y los ganaderos ingleses allí tirando camiones y camiones de vacas en las zanjas. La cuestión ética a resolver es la siguiente: ¿no habría sido lo correcto, en lugar de sacrificar y destruir esas vacas, enviarlas al África pobre? Cada vez que lo planteo la gente siempre se pone en plan humanitario ahí en plan “que cabrón eres, eso es una crueldad”, pero pensémoslo bien. Imagina que eres tú el negrito que se está muriendo de hambre (hoy). No me refiero a mucha hambre como cuando te dan las nueve y pico de la noche y tu señora sin venir del alemán y tú no has merendado, no; hambre de morirse de verdad. Imagina que, en ese estado, puedes elegir entre:

a) Morirte de hambre (hoy)

ó

b) Barbacoa de costillas y de chuletones y de pinchitos y de todo, todos los días, durante diez años ahí a reventar (y luego morirte)

Qué escogerías tú? No hay duda, no? Cuando lo planteo, hay gente que sigue sin verlo claro y sigue diciendo que hubiera sido inhumano llevarles las vacas a los africanos. Y entonces siempre digo que muy bien, pero que entonces habrá que ser coherente y dejar morir a cualquier ancianito que llegue a urgencias con apendicitis a los 75 años porque claro, va a vivir diez años más de puta madre pero luego va a morirse igual. Mucho mejor que se muera hoy, donde va a parar.

Este primer dilema lo veo tan claro que lo doy por cerrado ya. Pero os voy a plantear el segundo dilema moral que me obsesiona:

  • El dilema del teletransporte

Y me obsesiona porque pienso en él cada vez que voy a imprimir algo en la oficina. La cosa es que de entre todos los avances tecnológicos que veremos en los próximos diez años, sin duda uno de los más importantes, el que lo cambiará todo de verdad, será el teletransporte. Probablemente llegará en forma de app para iphone y android, pero eso es lo de menos; la cuestión es que el teletransporte va a ser una auténtica revolución, que va a cambiar completamente nuestra visión de las relaciones a distancia, de la regla de los 1000 km (igual ahora sí que empiezan a ser cuernos) y nuestra forma de relacionarnos con la web de renfe.
La cosa es que, a estas alturas del avance científico hacia el teletransporte (está casi hecho), parece claro que el mismo no va a consistir en “desplazarse” en realidad (eso no tiene puto sentido, sería como magia), sino que más bien consistirá en algo así como en una cabina o un algo capaz de escanear tu cuerpo, pero no así cutre de radiografía, sino escaneado tridimensional así de altísima resolución, a nivel de elementos / partículas subatómicas, y luego la información de la disposición de esas partículas / elementos se transmitirá a altísima velocidad (por ADSL de 20Mb o más, o con wifi de la ostia) hacia el sitio al que vamos a teletransportarnos, donde habrá una cabina que te imprimirá de nuevo una copia exacta, indistinguible del original. De hecho, al haberse copiado el cerebro también, pues irán todos los recuerdos, toda tu consciencia y todo tu ser, todo: y es que a estas alturas, a Dios no se le espera ya que aparezca la verdad. Esa impresora será pues como una de esas nuevas 3D, pero con la diferencia de que tendrá toner de todos los compuestos que forman el cuerpo humano, a saber: hierro para la hemoglobina, calcio para los huesos, carbono para los músculos, aluminio por si tienes una ortodoncia y así con todos los compuestos. Agua que es la mayoría no hace falta q se rellenara, asumo que la máquina impresora se conectaría a un grifo, como las cafeteras de la oficina.

Nos estamos quedando cortos de carbono, hay que cambiar el toner

Nos estamos quedando cortos de carbono, hay que cambiar el toner

Bueno, está claro cual será el principio fundamental del teletransporte  no? Escaneo en un lado, transmisión y impresión de una copia exacta de tí mismo (por tanto, eres tú mismo) en el lugar de destino. Técnicamente impecable, práctico y sin problemas pero… ya deberíais véis claro el dilema moral. ¿Qué hacemos con el sujeto de origen? Dado que la copia está en otro lado, el original ya no vale para nada, y por sostenibilidad habría que matarlo (no por vicio sino para recliclarlo, para poder hacer más toner y mantener el proceso en marcha). Pero bueno, que se haya hecho una copia perfecta no quita que al original le joda morir en el proceso entre horribles dolores (porque la muerte sería con fuego, para ayudar en lo del reciclaje). Pero, aunque le fastidie, ese original es como en nuestra democracia un ciudadano un día después de ir a votar, ya no vale para nada. Pero es un ser vivo y además estaba primero… pero por una cuestión así no vamos a renunciar a las ventajas del teletransporte, no? O sí?

Un debate apasionante que deberíamos ir empezando, no sea que pase como con el aborto, que se enquista y al final no hay quien se ponga de acuerdo. Y sin embargo, a nadie parece preocuparle. ¿Qué hacemos?


Parte de algo

noviembre 16, 2011

Llevaba un poco triste desde el sábado pasado

En la vida uno necesita ir cumpliendo objetivos; cuando uno no tiene clara cual es la siguiente meta, la existencia suele degenerar en una espiral de partidas inacabadas de civi + facebook + cerveza que viene siendo una especie de autodestrucción soft para un servidor. Un pasar el rato.

La cosa está en que hasta el viernes pasado no sólo tenía ya todos mis objetivos de este año cumplidos, sino que además tenía el sosiego de alma de tener ya preparado mi objetivo vital para el año que viene, que se enunciaba así:

“Cocinar una receta que use como ingrediente el puerro”

Desgraciadamente, me ansié y hice una quiche de puerros y bacon el sábado pasado. Así que me he tirado cuatro días deambulando por la vida sin objetivo alguno al que apuntar. Pero hoy, ya lo tengo. Y ha sido gracias a una conversación de almuerzo que ha sido básicamente así.

-Sabéis? Ayer subastaron una fotografía y se la adjudicó un tío por más de cuatrocientosmil euros – comenta un compi de trabajo
-Por una foto? En serio? – pregunta otro compañero (el que no tenía la boca llena en ese momento)
-Sí, por una foto – contesta el primero
-Pero qué tiene la foto? – pregunté yo, que acababa de tragarme el trocito de zanahoria
-Bueno, es arte, no tiene por qué tener nada para venderse cara
-Ya, pero a ver – le respondo-. El arte no es caro por ser arte, sino por tener una trascendencia. Es decir, comprendo que se vendiera cara si fue la primera foto de la historia, o la primera foto en color, o si es la del monstruo del Lago Ness,o si la hizo Hitler con una Polaroid mientras montaba en triciclo. Pero algo debe de tener.
-Pues no. Alguien pagó por ella cuatrocientosmil euros; eso es lo que tiene.
-Significa eso que que se pague mucho por ella es en sí una trascendencia?
-Deja de hablar y come, que si no luego hay que esperarte – me dice un tercero

Y así lo hago, pero de repente, gracias a que la masticación te deja a la mente libre para elucubrar, se me ocurrió la idea que será mi próximo objetivo en la vida.

(Por cierto, que para quien tenga curiosidad, la foto se llama “Derrière la Gare de Saint Lazare”, y se hizo en 1932 en París. Es ésta:

)

Arg, que me disperso, el objetivo vital. La idea consiste en comprar un cuadro. Por ejemplo, se me ocurre que Los Nenúfares de Monet, una de las obras maestras de la pintura universal. Es un cuadro enooorme (12 metros de largo por dos de alto) que está en el MOMA de NYC; la vane y yo lo vimos cuando estuvimos en verano y hicimos foto (no os asustéis; he borrado a la vane digitalmente como por arte de magia de la foto para que no os distraiga y por eso no la véis. Es que hoy lo importante hoy es el cuadro). Es éste:

No es que yo tenga cultura alguna, pero he estado googleando esta tarde y por lo visto Monet pintó montones de cuadros de ese estilo en su vida (tenía el estanque de Nenúfares en su jardín de atrás y lo pintaba todo el rato). Todos son así de enormes y todos son obras maestras.  Mas muestras:

Me he informado más esta tarde: el que menos mide unos varios metros de largo por dos de alto. Ah, otro dato, de vez en cuando se subasta uno (hay unos treinta en el mundo). Alcanzan precios de hasta 30 millones de dólares (algunos están en museos, otros los tienen coleccionistas privados)

Bueno, sin más rodeos.

Fijemos uno de esos hermosos Nenúfares de 14 metros cuadrados (uno de los medianillos). Un metro cuadrado son diez mil centímetros cuadrados, así que ese cuadro de esos tiene unos 140.000 centímetros cuadrados. Mi plan consiste en buscar por internet a 140.000 tíos que amen el arte tanto como yo, poner cada uno 10000 dólares (unos 7000 euros) y así juntar … multiplicad vosotros… mil cuatrocientos millones de dólares! (cincuenta veces el valor del cuadro). Y luego ir al MOMA y hacerles:

-Nos vendéis los Nenúfares? Tengo aquí un cheque de mil cuatrocientos millones de dólares, con su aval de ING Direct y todo. Todo legal.

Y ellos que no son tontos (porque con ese dinero pueden comprarse todos los otros nenúfares del mundo, básicamente), venderán, vaya que si venderán.

Una vez que lo tengamos, mi plan consiste en partir Los Nenúfares en cuadraditos de un centímetro cuadrado y quedarnos uno cada uno de los cooperativistas-inversores.

Bueno, en vez de siete mil euros por cabeza pondremos 7.200 y así en vez de sólo el cuadradito, nos hacemos ya unos llaveritos to wapos para conservarlos; así chapados en Acero, muy moderno, muy Viceroy. Tampoco vamos a ratear en eso joder, que son los Nenúfares. Los mandaremos en Seur del bueno también, no en un paquete verde mierdoso de esos de correos. Sin miserias.

Y ese es mi proyecto.

Adjunto además el FAQ que ha seguido en el almuerzo, por si a alguien le queda alguna duda:

-Siete mil euros son mucho dinero

Siete mil euros van a ser mucho menos de lo que vas a perder en cuanto nos echen a patadas del euro y conviertan tus ahorros en neopesetas (dentro de un par de semanas, si las cosas siguen a la velocidad actual)

-¡Yo esos siete mil euros prefiero gastármelos en cenas!

Es que no vas a dejar de salir a cenar con tu señora por gastarte siete mil euros en ésto. Siete mil euros en tu vida es una mierda; es como la diferencia entre comprarte un Megane y un Ibiza, que te va a hacer el mismo apaño. Y, la verdad, cuando te mueras nadie te va a a recordar por haber conducido un Megane, pero sí por haber participado en ésto. Por no hablar que seguramente, cada uno de los llaveritos se revalorice. No me extrañaría que pudieras venderlo dentro de un año por 15.000 euros, si es que tu acercamiento al mundo del arte es en plan inversor.

-Dónde vas a encontrar a 140.000 flipados que quieran participar en ésto?

Hay foros de internet donde la gente tiene la sensibilidad necesaria para comprender la propuesta y participar. Sin pensar mucho se me ocurren 4chan y forocoches, pero seguro q hay más.

-No te iban a dejar cortarlo.

Una vez que el cuadro esté en mi salón, “es mío y me lo follo cuando quiero”. No creo que fuera un problema la verdad XD.

-Lo haces por joder

No, hombre, no es sólo por joder (que un poco también). Yo creo que el proceso de recoger los fondos, comprarlo, cortarlo y redistribuírlo, esa coreografía 2.0, creo que es arte en sí. Es arte moderno, una performance distribuída global. En esa obra, pretendo plasmar el auténtico significado de la pertenencia (“cómo un todo no es más que una descomposición, y cómo a su vez un logro humano superior no es más que una yuxtaposición de fragmentos insignificantes”) y una metáfora sobre la democracia en el contexto de la deshumanización de los individuos al ritmo que marcan la sociedad de consumo. Lee esa última frase y niégame si te atreves que estoy haciendo una obra mayor, usando los Nenúfares como materia prima necesaria. Y si me lo niegas, será que no tienes ni puta idea de arte !

-Por qué los Nenúfares? Por qué no el Guernika y así con tus 1400 millones ayudas a España a reducir el déficit y a salir de la crisis?

Joder, porque con el Guernika a muchos socios les tocaría un cuadradito entero blanco y se sentirían un poco estafados XDD.

Ah, una cosa más. Como sois amiguetes, os doy una semanilla para pensaros si queréis participar como socios preferentes (ya estamos con las corruptelas, asco de España…). La ventaja de ser socio preferente es que eliges cuadradito (por ejemplo, uno de los que tienen firma de Monet, o de los que tienen una florecilla, que molan más XD). Recojo adhesiones en los comentarios!


Un mundo mejor (I) – La regla del año

marzo 10, 2011

Vale, ya no puedo soportarlo más. Son tiempos oscuros estos que nos ha tocado vivir, un tiempo convulso de miseria y desesperación, de ciudades infestadas de banqueros transmisores de enfermedades y de principios morales débiles y decadentes. De desesperanza asolando los corazones de las personas.

Pero, en tiempos oscuros, la humanidad siempre ha encontrado líderes, hombres rectos, sabios y con la visión para señalar el camino. Hombres como Alejandro Magno, como Leonardo da Vinci, como Hitler o como el lemming que abre la marcha de la manada. Faros, capaces de alumbrar el camino de la humanidad hacia puerto seguro cuando arrecia la tormenta.

Pues bien, en este tiempo, yo me considero capaz de ser ese faro. Y no sólo metafóricamente: tengo la cabeza tan grande que si consiguiera hacerla brillar, creo que podría guiar al pueblo desde mucha distancia. Pero incluso mientras tanto, sí que me veo suficientemente iluminado como para diseñar un mundo mejor para todos. Y, consciente de eso, y con la preparación que me proporciona la lectura reciente de “1984”, de “Granja Animal” y la que ahora me ocupa (“Un Mundo Feliz”), y animado también por el puntito etílico que acabo de adquirir mediante el acto de merendar una cerveza después de siete horas sin comer, me decido hoy a iniciarme en el enunciado de principios de ingeniería social con los que crear, para todos, un mundo mejor. Y como los auténticos líderes guían con el ejemplo, hoy os pongo un ejemplo de estas medidas con las que planeo hacer un mundo mejor.

Medida I: la regla del año.

Hecho: Piensa por un momento en toda tu vida. En todos los trabajos que has tenido. En las cosas que habías deseado tener durante mucho tiempo y que al final tuviste. En todas esas veces que has hecho amigos nuevos. En tus parejas. En las bicicletas, patines, coches y motos que has tenido. En las casas en las que has vivido. En todo lo que te ha pasado en tu vida. En todos los blogs que has tenido. Piensalo. Todo deja de disfrutarse de verdad después de un año. Cualquier intento de alargar más las cosas, lleva a la insatisfacción, a la desdicha y a la tragedia. Por ello:

Principio social: El estado prohibe cualquier tipo de relación interpersonal, afectiva, laboral, de propiedad individual o de cualquier otro tipo que se prolongue durante más de un año seguido.

Ejecución: El código penal tipificará un nuevo delito, el “encariñamiento“, que se condenará con un año de cárcel y la obligación de realizar un cursillo de rehabilitación.

Pueblo, dadme el poder, y yo haré, para todos, un mundo mejor. Tengo vuestro apoyo, verdad?

—————————————–

PD: En el próximo episodio de “un mundo mejor”: la prohibición de la patata. Cualquiera que coma regularmente conmigo puede saltarse ese post porque ya lo ha escuchado muchas veces ;)


Ya no puedo ocultarlo más :(

enero 31, 2011

Vane, hay algo que tengo que contarte y no te va a gustar :(

Y no se como contártelo, porque me arrepiento muchísimo, así que he decidido contártelo así, en público, para que la verguenza me haga arrepentirme, incluso más, de lo que he hecho. Porque… te he traicionado :(

A ver, no se muy bien como empezar. En realidad todo lo empezaste tu. Yo me acuerdo que estaba un día tan tranquilo, cuando empezaste a hablarme de ella. “Tienes que conocerla, te va a encantar” me dijiste, y yo no te hice mucho caso la verdad. Pero insististe, sin saber lo que estabas haciendo, y al final sentí curiosidad, y le dí una oportunidad. Y me encantó. Desde el principio ya sentí que pasaba algo raro. Pero no te lo dije, claro; estaba casi seguro de que sólo era un deslumbramiento, de esos que a veces, pasan, luego se van, y no ha pasado nada. No había necesidad de hacer una gran cosa de aquello.

Pero no se quedó en más, ha ido a peor. Ya lleva unos cuantos días en los que en el trabajo sólo pienso en ella, en llegar a casa y luego ir a verla. Ella me hace sentir como hace mucho tiempo que no me hacía sentir nada… Joder, es que era un jueguecito inocente, pero no ha hecho más que ir a peor, me obsesiona, me tiene totalmente fuera de mí. Y ayer ya ha llegado a un punto en el que he perdido el control por completo: por la noche, estando ya en cama, tú ya estabas dormida, y yo me levanté y fuí a buscarla. No pensé, te lo prometo. No sentí ni siquiera por un instante que tenía elección, que aún pudiera hacer lo correcto. Nunca había sentido una atracción así :(

Vane, he llegado a un punto en el que no puedo esconderlo más, así que ha llegado la hora de decirte la verdad:

Me estoy comiendo toda la taza de chufas que tenías en remojo en la cocina, y ya casi no quedan. Seguramente, para cuando vayas a buscarlas, no haya ni una :(

Joder que puto vicio de tubérculo del demonio por favor…


Segundas partes

agosto 10, 2010

Vale, los fieles, algo habéis notado. Estoy atravesando mi primer gran vacío erótico-narrativo.

El trabajo nuevo, desde luego, no está ayudando. Me cuesta bastante enterarme de la película. Eso era previsible, me cuesta un montón aprender cosas nuevas (ahí no he engañado a nadie, lo pone en mi currículum bien claro). Pero la mala noticia es que me estoy divirtiendo regular. Voy a intentar no rallarme y a ver cómo evoluciona la cosa, pero es mala señal.

Pero no sé. En las dos últimas semanas he empezado a escribir un par de veces. Pero lo borré: últimamente, todo lo que escribo, me parece una mierda. Yo para mí que estoy un poco aburrido de la temática “yo”, es cansina ya. Mezcla eso con que ésto es un blog personal y sale mala mezcla XD

Y así sigo. Pero sospecho que ésto del escribir no es tan distinto del comer y del follar. Así que, vamos allá, a ver si funciona. Además, así me distraigo mientras meriendo mojitos a solas en mi casa :)

Pues os voy a contar que, con dolor de mi corazón, voy a cambiar de teléfono, y os voy a hablar del mío antiguo, que lleva más de cinco años conmigo y ahora, en su jubilación, se merece un homenaje. Ya os lo presenté en un post hace no mucho, es un precioso Sharp GX-15, que tengo desde hace más de cinco años. Antes de que lo preguntéis, a las dos chavalas de la foto no las conozco de nada; es que la foto es robada de internet y venía así. Soy un sentimental de la chatarra tecnológica, pero es que yo con éste teléfono he  vivido muchas cosas. Para empezar, se tragó los últimos años de cuando la vane y yo éramos cibernovios, como dicen en el programa de patricia ese. Osea, que imaginaros que si ha escuchado guarradas ese altavoz :)

Así que sí, le tengo infinito cariño a ese teléfono, pero su autonomía de llamada recién cargado ha bajado peligrosamente hasta el umbral de “1d4 + 1” minutos (+3 si hablo con muertos vivientes). Así que hay que jubilarlo. Eso sí, no pienso hacer como con el gato, eso de tirarlo a la basura, no, que yo a este teléfono lo quiero mucho. Pienso guardarlo hasta que pase cerca de un pantano, y entonces, lo tiraré allí. Así, el mercurio de su batería pasará al agua, y de ese agua a la gente, y de la gente luego a la tierra otra vez, y así infinito. Que bonito, así formará parte del círculo de la vida, tal y como vimos en El Rey León.

Creo que debería ver El Rey León de una vez por todas para tener una posición moral que me permita seguir usando esa metáfora.

Pero sí, lo voy a cambiar por un teléfono que le han dado a la vane por hacerse de simyo y que ella no va a usar. Un Alcatel 208. Yo no sé nada de teléfonos, pero es un modelo de este año, tiene que ser mejor que el mío por pelotas. Maloserá.

Pero, tiene gracia. Los he comparado, y:

– Pierdo resolución de pantalla (de 120 * 160 paso a 128 * 128)

– Pierdo la cámara de fotos / vídeo. Mejor, que las cámaras de vídeo en el móvil, las carga el diablo.

– Gano una linternita.

– Pierdo capacidad de almacenamiento de politonos. Eso me la pela, pienso seguir usando el midi de Pasión de Gavilanes.

-Conectividad del nuevo: Pego la tabla

GPRS No
EDGE No
3G No
WLAN No
Bluetooth No
Infrared port No
USB Sólo para cargar la batería

Joder con el Alcatel, viene cargadito vaya XD. Me pregunto si lo venderán sólo en España: así tendría sentido, sería una muestra de odio de los franceses hacia nosotros, como lo de tirarnos la fruta

Ha costado cinco euros. Libre

Me encanta ^_^. Tiene que durarme tres años por lo menos!